martes, 4 de abril de 2017

JORNADAS PRIMAVERA APOEX 2017

El pasado 25 de marzo de 2017 se celebraron en el Centro cultural Alcazaba, en Mérida, las Jornadas de Primavera de Orientación, una actividad organizada anualmente desde la Asociación Profesional de Orientadores de Extremadura (APOEX).



En esta ocasión, las jornadas contaron con dos primeras espadas de la orientación en Extremadura, José Luis Ramos y Carlos Pajuelo.


En primer lugar intervino José Luis Ramos, orientador del IES Santa Eulalia de Mérida y profesor de la UEX, que presentó la Prueba de Técnicas Instrumentales Básicas de Extremadura, revisión de la anterior prueba, que ha sido y es frecuentemente utilizada por los orientadores extremeños al realizar la evaluación de dificultades de aprendizaje de los alumnos. La diferencia esencial con respecto a la anterior, es la adaptación de las pruebas al nuevo referente curricular LOMCE, la distribución de la prueba cursos de 1º, 2º, 3º, 4º, 5º y 6º de Educación Primaria, mientras que la anterior evaluaba 2º, 4º y 6º de Educación Primaria, la mejora de los ítems a evaluar así como el valor T que permitirá valorar la discrepancias obtenidas entre lengua y escritura y matemáticas. La prueba evaluará comprensión lectora, dictado de palabras, composición lectora, resolución de problemas, cálculo y numeración. Esta prueba nos va a ayudar una tarea esencial de los orientadores como detectar lo antes posible las dificultades de aprendizaje de nuestros alumnos para poder ajustar la respuesta educativa de sus necesidades educativas de apoyo educativo. Además de esta prueba, que está pendiente de publicación por la Consejería de educación y empleo, José Luis Ramos presentó el Cuestionario de Seguimiento Tutorial que lleva a cabo en su centro, en el que resalta la importancia de incorporar en el mismo las condiciones sociofamiliares de los alumnos.
Tras está interesante ponencia hicimos una parada en el camino y nos fuimos a una cafetería de la zona, en ella tuvimos una tertulia “psicopedagógica y cogimos fuerza para la segunda ponencia de la mañana de la mano de Carlos Pajuelo, orientador y director del Equipo de Atención Temprana de Badajoz, durante 21 años ha sido profesor asociado a en la Facultad de Educación de la UEX. Miembro del Comité Científico y Vocal del Observatorio de la Familia de Extremadura. Colaborador con el periódico Hoy digital con el blog Escuela de padres.
Carlos dio luz a aquella mañana gris y lluviosa y nos dio fuerza y energía para superar las subidas de mareas y tempestades que rodean al orientador en el día a día en el mar de la educación por el que navegamos cada día, y por supuesto, nos ofreció algunas técnicas inéditas como el “Método TETT” o el “Método OPPMC” para afrontar las dificultades con las que nos vamos encontrando en el largo viaje de la orientación. Nos contó cuáles son las aventuras y desventuras de un orientador de atención temprana, siempre, y como no podía ser de otra forma, bajo la fórmula del humor y la sátira, que tanto caracteriza al orientador extremeña. Gracias Carlos por darnos ese impulso y es fuerza para seguir, para ayudarnos a recordar que valemos y somos imprescindibles en los centros, que debemos exigirnos y evaluarnos, que debemos creernos que somos los orientadores de los centros y que valemos y tenemos que hacer valer a todos los agentes de la educación: alumnos, familias y profesores.



REVISTA Nº 5 COPOE

..

..
MIEMBRO DE COPOE

JOSE ANTONIO MARINA en..

CARLOS PAJUELO en..

FORO NATIVOS DIGITALES EDUCAREX

CADA ACCIÓN ES IMPORTANTE

Se cuenta que había una vez un escritor que vivía en una tranquila playa, cerca de un pueblo de pescadores. Todas las mañanas andaba por la orilla del mar para inspirarse, y por las tardes, se quedaba en casa escribiendo.
Un día caminando por la playa, vio a un joven que se dedicaba a recoger estrellas de mar que había en la arena y, una por una, las iba devolviendo al mar.
-¿Por qué haces eso? Preguntó el escritor.
-¿No se da cuenta?, dijo el joven. La mar está baja y el sol brilla. Las estrellas se secaran y morirán si las dejo en la arena .
-Joven, hay miles de kilómetros de costa en este mundo, y centenares de miles de estrellas de mar repartidas por las playas. ¿Piensas a caso que vas a conseguir algo?. Tú solo retornas unas cuantas de estrellas al océano. Sea como sea, la mayoría morirán.
El joven cogió otra estrella de la arena y la lanzó de retorno al mar, miró al escritor y le dijo:
- Por lo menos, habrá valido la pena para esta estrella.
Aquella noche el escritor no consiguió dormir nada. A primera hora de la mañana se dirigió a la playa, se reunió con el joven y juntos continuaron devolviendo estrellas de mar al océano.


Jaume Soler y Mercè Conangla en su obra APLÍCATE UN CUENTO [relatos para una vida inteligente y equilibrada] (2007, Planeta y Amat editoriales)

TRADUCIR A...

VISITAS